Prospecto: el embrión del cliente

    Prospecto, la figura más deseada

      En el anterior post, hemos hablado de uno de los pilares que dan vida a una empresa: el cliente. Como es obvio, sin cliente no hay empresa. Por ello, a muchos de nosotros nos surge la misma pregunta: ¿Qué debemos hacer para que el prospecto se convierta en cliente? Creemos que lo más factible y eficiente es el Inboud marketing.

    El Inboud marketing es una metodología no intrusiva que combina el marketing y publicidad traída de Estados Unidos hace unos diez años. Los inventores fueron Brian HalliganDharmesh Shah, ambos fundadores de Hubspot.  Tiene como objetivo inculcar a las empresas la necesidad de acompañar al cliente en todo el ciclo que va desde que nuestra interés hasta que adquiere el bien o servicio.

     Senda que hay que caminar hasta el inboud marketing….

      La empresa que quiera aplicar esta técnica deberá mentalizarse de la nueva posición dominante que tiene el cliente. Ahora, cuando inicia el contacto, ya se ha informado previamente de todo lo que le interesa. Sabe lo que quiere y como conseguirlo. Por tanto, la empresa debe adaptarse a este nuevo marco. Para poder estar en su horizonte de compra, debe tener visibilidad en la red. Para conseguir la tan ansiada visibilidad, la empresa necesita realizar una serie de acciones. El blog es la más utilizada.

      Datos que lo avalan ……

    Las empresas que han apostado por la utilización del Inboud Marketing han mejorado sus cifras de la siguiente manera:

  • Las empresas que utilizan un blog corporativo han aumentado las visitas a su web en un 55%.
  • Los contactos se han incrementado en un 126%
  • Los links, un 97%
  • Las páginas indexadas, 434%
  • Aumenta el número de visitas de carácter orgánico independiente del canal de captación de pago
  • Al registrarse el prospecto, genera el aumento en la BB.DD. propia y cualificada que será fundamental para seguir con una estrategia de email marketing.
  • El branding mejora notablemente, es la imagen de marca de la compañía.

 

Un comentario sobre «Prospecto: el embrión del cliente»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.