Branding

Branding: ¿siempre presente?

Branding: el eterno retorno

      Branding es un anglicismo muy usado en mercadotecnia que habla de la siempre difícil «construcción de una marca» a lo largo de toda su existencia. Como se puede comprender es un trabajo muy arduo, duro y extenso en el tiempo. No se hace de la noche a la mañana. En este largo proceso, la marca irá unida a una serie de características que, el cliente actual, el pasado y el futuro, relacionan con esa marca. Por tanto, la marca en cuestión es imprescindible que esté unida a un logotipo, algo que el cliente pueda reconocer de una manera clara y meridiana. Ambos son factores complementarios y necesarios. Esto que acabo de decir es fundamental para distinguirse de la competencia en la mente del cliente. Debemos proporcionar «singularidad, credibilidad y generar necesidad». Esta es la triada que nos tiene que guiar siempre en nuestras actuaciones. Si no seguimos esto, nos descolocamos en la mente del cliente y éste ya no nos reconoce.

Si nos desviamos de la senda marcada por el branding

      Muchas han sido las marcas que se han desviado de la senda del «branding» que marcaron en un primer momento. Esto es lo que le está pasando a los Supermercados Día. Sus clientes ya no se identifican con el «Supermercado Low Cost» que era hasta ahora. Ha dejado esa senda para acercarse a un modelo con una mayor oferta de productos, con más calidad y precios más altos. Además, el cambio no sólo se ha quedado ahí. Ha pasado a llamarse «Día & Go». Ello ha generado confusión en el cliente y, por tanto, pérdida de confianza y pérdida de valor. Han cambiado de la noche a la mañana su seña más definitoria de identidad.

    En agosto, Ricardo Currás fue despedido porque su  estrategia comercial estaba agotada y la cadena no conseguía despegar, acumulaba pérdidas. Su lugar fue ocupado por Mikhail Fridman, su actual dueño. Éste ha dado un giro de 180º en su estrategia comercial. El problema que surge es que no ha comunicado ni explicado los nuevos planes a sus clientes. Aunque sigue siendo un establecimiento de cabecera entre la población está pagando con creces todos sus cambios en el parqué bursátil perdiendo las ganancias acumuladas. ¿Conseguirá Día superar este cambio de imagen y de nombre entre el público y consolidarse como su establecimiento de cabecera? ¿Volverá a construir su branding particular?

 

 

 

Target: la construcción ideal del cliente

Target o público objetivo: definición

El target o público objetivo es un concepto muy utilizado por las personas que se dedican al marketing. Pero, ¿qué es en realidad? ¿Existe de verdad el cliente ideal que cumpla con todas las características? ¿Se ha idealizado? ¿Debemos estar eternamente buscándolo? Estas son las preguntas que constantemente nos hacemos y para la que muchas veces no tenemos respuesta.

El target o público objetivo es un constructo inventado por la mercadotecnia. Este constructo engloba la edad, el sexo, la capacidad socioeconómica, la situación geográfica de las personas que adquieren o consumen nuestros productos o servicios. Toda esta información es vital para que nuestro producto tenga el éxito que esperamos. Como sabemos todos los que hemos emprendido alguna vez en nuestra vida, antes de empezar un negocio, nos hacemos dos preguntas muy relevantes. La primera es, ¿a quienes voy a venderles mi producto?. La segunda ¿cuál es mi propuesta de valor que me hace diferente al resto y que enganche a mis clientes?. Dar una contestación satisfactoria a estas dos preguntas supone el éxito de nuestro negocio.

La encuesta y la entrevista: vectores importantes en la construcción del target.

La encuesta y la entrevista son los dos pilares sobre los que vamos a asentar nuestro negocio. Muchas veces estamos pensando en lanzar al mercado un nuevo producto o servicio y no sabemos si va a tener aceptación en los que, hasta ahora, son nuestros clientes. En esta ocasión, lo normal es realizar encuestas y entrevistas para saber la acogida que tendría entre nuestra clientela. No nos costaría mucho hacerlo si utilizamos todas las herramientas tecnológicas que internet nos pone a nuestro alcance. En mi opinión, recurrir a Facebook o Instagram disminuirá el coste del estudio y nos dará una buena panorámica de lo que piensan los clientes sobre nuestra idea. Posteriormente, cuando ya la hayamos lanzado, existen unas cuantas formas de darlas a conocer. Pero eso, ya queda para otro post.

 

 

 

Marketing de contenidos

Cliente: el elemento más codiciado

      Marketing de contenidos: una forma económica de atraer a tus clientes

     Nadie tiene la receta perfecta para atraer clientes a un negocio. Es un asunto muy complicado. Seguramente, ha provocado en más de uno unas cuantas noches sin dormir. Como es sabido, cada vez, a las empresas, se les demanda más. Si el cliente no obtiene lo que quiere, se irá sin reparos a otro lado donde le van a dar lo que pide al precio que pide. Así de fácil. Por ello, las empresas se ven en la obligación de innovar y estar a la última. Ya no vale hacer una web corporativa y dejarla años sin tocar. Eso ha pasado a la historia. Ahora, tus clientes te exigen que actualices el contenido de tu web; que publiques en Redes Sociales,… Pero, ¿por dónde empiezo? ¿Qué es lo que debo hacer primero?
Yo aconsejaría a todo el mundo que se introdujera en el mundo del Marketing de Contenidos. Es una rama en expansión del Marketing Digital y se engloba dentro del Inboud Marketing.

        Una pequeña introducción al Marketing de Contenidos, Content Marketing,…

        Hace más de una década, Joe Pulizzi, definía lo que era Marketing de Contenidos: «Una técnica de marketing y distribución de contenido relevante y valioso para atraer, adquirir y llamar la atención de tu público objetivo, es decir, de tus clientes«. Pero para poder aplicar esta teoría necesitamos saber, de una forma objetiva, las características de nuestros clientes. Por tanto, debemos definir muy bien nuestro target. Ésta sería la premisa del Marketing de Contenidos o Content Marketing: «conocer muy bien el target al que nos dirigimos». Si conoces bien a tu público objetivo sabrás una serie de cosas que son sumamente importantes:

  • Forma de hablarles (no es lo mismo un público juvenil que uno de mediana edad, hombre o mujer)
  • Escribir sobre los temas que les interesan dentro del ámbito del que nos ocupemos. Por ejemplo, si tenemos una web de zapatos, por ejemplo, podemos hablar en el blog de las últimas tendencias en zapatos en las pasarelas internacionales.
  • Además, para reforzar el contenido de nuestra web, podemos recurrir a confeccionar una newsletter en la que le informemos, además de nuestros productos, del blog en el que escribimos.
  • Todo esto se le puede dar difusión en las Redes Sociales. Así, conseguiremos dos cosas importantes: informar a nuestro cliente de nuestros productos o servicios y empezar a fomentar confianza.

 

        A modo de recordatorio….

Es necesario prestar atención y no confundir:

  • Inboud Marketing con Marketing de Contenidos. (El primero incluye al segundo)
  • Lo que se pretende es crear un marco de confianza entre nuestra empresa y el cliente. Esto dará lugar a que el cliente cuando le surja una necesidad acuda a nosotros para satisfacerla.
  • Fomentar tanto la creación de un blog como el envío de newsletter. Que nos faciliten sus datos para mandar una newsletter es un gran avance.
  • Todo ello redundará en dos ámbitos importantes para nuestra empresa: el SEO y el branding.

 

 

 

Prospecto: el embrión del cliente

    Prospecto, la figura más deseada

      En el anterior post, hemos hablado de uno de los pilares que dan vida a una empresa: el cliente. Como es obvio, sin cliente no hay empresa. Por ello, a muchos de nosotros nos surge la misma pregunta: ¿Qué debemos hacer para que el prospecto se convierta en cliente? Creemos que lo más factible y eficiente es el Inboud marketing.

    El Inboud marketing es una metodología no intrusiva que combina el marketing y publicidad traída de Estados Unidos hace unos diez años. Los inventores fueron Brian HalliganDharmesh Shah, ambos fundadores de Hubspot.  Tiene como objetivo inculcar a las empresas la necesidad de acompañar al cliente en todo el ciclo que va desde que nuestra interés hasta que adquiere el bien o servicio.

     Senda que hay que caminar hasta el inboud marketing….

      La empresa que quiera aplicar esta técnica deberá mentalizarse de la nueva posición dominante que tiene el cliente. Ahora, cuando inicia el contacto, ya se ha informado previamente de todo lo que le interesa. Sabe lo que quiere y como conseguirlo. Por tanto, la empresa debe adaptarse a este nuevo marco. Para poder estar en su horizonte de compra, debe tener visibilidad en la red. Para conseguir la tan ansiada visibilidad, la empresa necesita realizar una serie de acciones. El blog es la más utilizada.

      Datos que lo avalan ……

    Las empresas que han apostado por la utilización del Inboud Marketing han mejorado sus cifras de la siguiente manera:

  • Las empresas que utilizan un blog corporativo han aumentado las visitas a su web en un 55%.
  • Los contactos se han incrementado en un 126%
  • Los links, un 97%
  • Las páginas indexadas, 434%
  • Aumenta el número de visitas de carácter orgánico independiente del canal de captación de pago
  • Al registrarse el prospecto, genera el aumento en la BB.DD. propia y cualificada que será fundamental para seguir con una estrategia de email marketing.
  • El branding mejora notablemente, es la imagen de marca de la compañía.