Prospecto: el embrión del cliente

    Prospecto, la figura más deseada

      En el anterior post, hemos hablado de uno de los pilares que dan vida a una empresa: el cliente. Como es obvio, sin cliente no hay empresa. Por ello, a muchos de nosotros nos surge la misma pregunta: ¿Qué debemos hacer para que el prospecto se convierta en cliente? Creemos que lo más factible y eficiente es el Inboud marketing.

    El Inboud marketing es una metodología no intrusiva que combina el marketing y publicidad traída de Estados Unidos hace unos diez años. Los inventores fueron Brian HalliganDharmesh Shah, ambos fundadores de Hubspot.  Tiene como objetivo inculcar a las empresas la necesidad de acompañar al cliente en todo el ciclo que va desde que nuestra interés hasta que adquiere el bien o servicio.

     Senda que hay que caminar hasta el inboud marketing….

      La empresa que quiera aplicar esta técnica deberá mentalizarse de la nueva posición dominante que tiene el cliente. Ahora, cuando inicia el contacto, ya se ha informado previamente de todo lo que le interesa. Sabe lo que quiere y como conseguirlo. Por tanto, la empresa debe adaptarse a este nuevo marco. Para poder estar en su horizonte de compra, debe tener visibilidad en la red. Para conseguir la tan ansiada visibilidad, la empresa necesita realizar una serie de acciones. El blog es la más utilizada.

      Datos que lo avalan ……

    Las empresas que han apostado por la utilización del Inboud Marketing han mejorado sus cifras de la siguiente manera:

  • Las empresas que utilizan un blog corporativo han aumentado las visitas a su web en un 55%.
  • Los contactos se han incrementado en un 126%
  • Los links, un 97%
  • Las páginas indexadas, 434%
  • Aumenta el número de visitas de carácter orgánico independiente del canal de captación de pago
  • Al registrarse el prospecto, genera el aumento en la BB.DD. propia y cualificada que será fundamental para seguir con una estrategia de email marketing.
  • El branding mejora notablemente, es la imagen de marca de la compañía.

 

El cambio de rol del cliente

      Primero os quiero dar la bienvenida a todos a este nuevo foro. Es la primera entrada en el blog y, por tanto, nuestro estreno. Está orientado a dar una nueva perspectiva, la del rol del cliente, a los temas relacionados con el marketing dentro de la empresa.

  • Virage del cliente, pasado y presente

       La empresa ha cambiado desde que internet irrumpió en la vida de todos nosotros. En muchos casos, esa visión ha pasado de ser «analógica» a ser «digital». Con este cambio, también han cambiado todos y cada uno de los elementos que la componen. Aquí y ahora, nos ocupamos de uno que es imprescindible para su funcionamiento y permanencia: el cliente. Toda empresa que quiera tener éxito en su sector, sea cual fuere, tiene que conocer perfectamente cómo son sus clientes de una forma objetiva y no subjetiva . Debemos conocer qué demandan a la hora adquirir bienes o servicios. Hace unos años, el cliente no tenía acceso a toda la información de la que se dispone ahora. En esta época, la figura del comercial era imprescindible para poder llegar a los clientes o compradores. Oía lo que le tenían que decir y decidía si adquiría o no el producto o servicio. 

  • ¿Cómo llegaban los comerciales a los clientes potenciales?

No tenían muchas fuentes de dónde tirar. Normalmente, requerían a dos: BB.DD. o puerta fría. Este era el flujo. No había mucho más. Sin embargo, ahora el flujo ha cambiado sustanciosamente. La información llega por un montón de conductos tanto online como offline. El cliente examina y, con todo ello, elige y, posteriormente, habla con un comercial si es el caso. Se estima que un 57% de los clientes tiene tomada una decisión antes de hablar con el conercial. Es mucho más exigente. Quiere rapidez, calidad, eficacia y eficiencia. Este cambio ha significado una nueva etapa en la vida de las empresas, es decir, un cambio de rol en el cliente Por ello, las empresas están obligadas a conocer perfectamente los estados por los que pasa el «prospecto» a «cliente», para poder tener éxito en sus ventas.

  • Ciclo de vida del cliente tiene varias fases todas importantes y de primordial importancia:
  1. Adquisición y activación.
  2. Conversión.
  3. Crecimiento.
  4. Retención.
  5. Reactivación.

En posteriores post comentaremos cada una de las fases y las implicaciones que tiene.